EL ADIÓS DEL 'CHETO' LEAÑO

MEXSPORT / DE LA PATADA
Juan Carlos rompió en llanto tras el silbatazo final.

MEXSPORT / DE LA PATADA

Zapopan, Jalisco.
28 Abr 2012
por Octavio Lara

 

 

Juan Carlos Leaño ya tenía planeada su despedida de las canchas. El hecho de negarse a dar declaraciones durante la semana, hacía que se presagiara el final. Y así fue. Con fina estampa, su traje de vestir impecable color gris, zapatos negros, peinado hacia atrás; el “Cheto” llegaba a la sala de prensa para leer una carta que él mismo redactó, agradeciendo a su familia, la misma que lo apoyó desde el inicio de su carrera y que ahora también le acompañaba en la sala de prensa de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

 

Tragó saliva más de tres veces en los primeros párrafos de su carta: las lágrimas querían traicionarlo, pero se aguantó y leyó entera la hoja anunciando su retiro. Su padre, don Antonio Leaño, él sí sucumbió al sentimiento y en silencio lloraba mientras su hijo le agradecía todo lo que le apoyó.

 

Los medios comenzaron a lanzar sus preguntas y él respondió a cada una. Al término, de la mano de su esposa y con sus hijos a un lado, salió de la sala. Contrario a lo que acostumbra, que es tomar su vehículo que está estacionado en las oficinas del estadio, ahora salió con rumbo al Tres de Marzo, ya que ahí le esperaba una batucada.

 

El ritmo comenzó mientras Juan Carlos se fundía en un abrazo con su padre Antonio. De esta manera, con ritmos “guapachosos”, toda la familia Leaño se fue caminando por el pasillo del Coloso de la Avenida Patria, despidiéndose de los medios, del mismo Tres de Marzo y, finalmente, del futbol de la Primera División.

Comentarios

GOL