PALABRA CLAVE: AUTONOMÍA

Y es que semana a semana la crítica de la afición y la prensa deportiva en nuestro país, aumenta con relación a la cada vez más baja efectividad de dos de las comisiones más importantes que tiene nuestro futbol: la disciplinaria y la de arbitraje, que hoy en día tienen nula autonomía para realizar su trabajo de la mejor manera.

 

La que imparte sanciones de acuerdo a las cédulas arbitrales y el reporte de sus comisarios que dirige Alfonso Sabater, hace mucho que no tiene propia facultad para castigar a aquellos que durante el fin de semana infringen el reglamento.

 

Durante los últimos meses, hemos visto que ante hechos tan graves como lo son invasiones a la cancha por parte de aficionados o agresiones a jugadores y cuerpos arbitrales, no reciben la  sanción que establece el propio reglamento, debido a la total intervención de la secretaría general que de manera unilateral, procede a favor de los equipos.

 

Al contrario, hemos visto de manera común la reducción de partidos de castigo a jugadores y la desaparición de los avisos ó vetos directos a estadios, por mal comportamiento de sus aficiones y todo queda en el trámite administrativo del pago de multas. Es indispensable que la comisión disciplinaria actúe por si misma, sin presiones para que todos volvamos a creer en ella.

 

En cuánto a la de arbitraje,  el ejemplo más claro que tenemos es el famoso ordenador, un sistema votado y apoyado por los propios presidentes de los equipos para recibir las designaciones de los de negro cada fin de semana.

 

Dicha comisión debería tener la facultad de nombrar a un árbitro de acuerdo a las características del partido y la capacidad del colegiado, para tener la mejor y más adecuada representación en la cancha. A final de cuentas los árbitros son el equipo de la Federación Mexicana de futbol y esto simplemente no sucede ó ¿ustedes se explican el por qué tener a un ex-futbolista y ex-directivo, como jefe de ellos?

 

Es por eso que autonomía es la palabra clave para que estas dos comisiones, puedan desarrollar de mejor manera su trabajo y que ahora en la presentación de la nueva liga, al parecer esto será tomado en cuenta para que  todos los temas de arbitraje y disciplina, queden completamente claros y transparentes en su manejo. Por eso es que el anuncio de la desaparición del ordenador para el siguiente torneo, es un paso contundente hacia una gran mejora en el futbol mexicano.

Comentarios

GOL