AL OTRO ÁNGULO

¿ERES MARCO, O MARQUITO?

¿Cuál eres?. ¿Eres Marco, ése que está deslumbrando a la jauría de visores que asisten al Torneo de Toulon?. El que levanta la mano para celebrar sus goles, pero también para pedir la oportunidad en Europa.

 

Ése que está más que listo en la lista para Londres 2012 y que en cualquier momento se colará al Tri Mayor pero ya no como complemento o como novedad, sino como solución.

 

Ése del gesto amable y del buen trato con el periodista, cómplice de la grabadora y de las portadas de los diarios a sabiendas que santo que no es visto, no es adorado.

 

Ése del manejo excelso de los tiempos en el terreno de juego. Capaz de leer el momento del partido, como ante Francia, cuando te diste cuenta de que no sólo había que jugar bonito, sino jugar fuerte.

 

Ése que le sabe sacar provecho a esa farsa de que juegas de volante, para llegar de atrás en el momento preciso. El que no perdona cuando pisa el área, y es más contudente que aquellos que juegan con el nueve en la espalda.

 

Ése que llena a la perfección esa camiseta con el enorme número diez en la espalda, y que ahora se le suele dar a cualquiera, sin recordar que la han vestido Maradona o Pelé.

 

El mismo que pide la pelota cuando el partido está más caliente y las patadas son cosa frecuente. El que carga con el equipo cuando al Tri se le acaban los recursos.

 

¿Cuál eres, Fabián?. ¿Marquito?, ¿el de las Chivas?. El que se esfuma cuando al Guadalajara se le nublan los partidos y se le acaban los escasos recursos con los que cuenta, tú entre ellos.

 

El que nunca llegó al Clásico Nacional, donde las Chivas apenas si le remataron al arco a Moisés Muñoz. El que se regaló en el partido siguiente, ante Tigres, con una absurda expulsión cuando el calendario decía que el siguiente juego era el Clásico Tapatío, ése al que por cierto, no le lloraste tanto al saber que te lo perderías por la suspensión.

 

¿Eres Marquito?, ¿el que Jorge Vergara tuvo que mandar a Colombia para justificar las grandes esperanzas que hay en tí?.

El del desmadrito de Ecuador, que te marginó de mostrarte en la Copa América mucho antes de que apareciera Toulon en tu mapa futbolero. El del episodio de indisciplina con el Tri, que quedará para siempre en tu expediente.

 

El que no le supo dar la vuelta al mal torneo de las Chivas. El que se muestra cuando el equipo anda bien, y el que se esfuma cuando las Chivas andan mal.

 

¿Cuál eres?, ¿Marco, o Marquito?.

¿Sabes que es lo más paradójico, Fabián?. Que quizá en Chivas nunca se enteren quién fuiste, si Marco, o Marquito.

 

TIEMPO DE COMPENSACIÓN: Las interrogantes siguen. ¿De veras Chivas está buscando refuerzos?. ¿De veras ofrece sensatez al momento de negociar?. ¿Porqué todos tienen adiciones en sus cuadros y el Rebaño no?. ¿De veras los holandeses solicitaron refuerzos, o alguien les vendió el cuento de la cantera?.

Comentarios

  • Voto positivo0
  • Voto negativo0
enviado por: adrian 29 May 2012

Es los dos. Y NO es lo mismo jugar con la seleccion y contra sub23, que contra los de primera Fuerza. ESO lo sabemos todos. Es lo mismo que se le reclama a Messi. No rinde como en el Barca en su seleccion. OBVIO no tiene los mismos compañeros. Igual Marco Fabian

Responder

GOL